Chips de calabacín al horno

hace 11 meses · Actualizado hace 11 meses

¿Te encanta disfrutar de snacks crujientes pero te preocupa mantener una alimentación saludable?

¡No busques más!

Las chips de calabacín al horno son una alternativa deliciosa y nutritiva para saciar tus antojos sin desviarte de tus metas de bienestar.

Estas delgadas y crujientes rodajas de calabacín, sazonadas con especias y asadas al horno, son una opción baja en carbohidratos y rica en fibra.

Además, son muy fáciles de preparar.

Así que, ¡prepárate para deleitar a tu paladar con esta opción saludable de aperitivo!

Chips de calabacín al horno

Chips de calabacín al horno

Las chips de calabacín al horno son una opción saludable y crujiente para satisfacer tus antojos de snacks.
Estas rodajas finas de calabacín sazonadas con especias y asadas al horno son bajas en carbohidratos, ricas en fibra y fáciles de preparar.
Al hornear en lugar de freír, reducimos el contenido graso y obtenemos unas chips ligeras y sabrosas. Puedes personalizar el sabor con tus especias favoritas y disfrutarlas solas o acompañadas de dips cetogénicos.
Es una forma deliciosa de incorporar más vegetales a tu dieta mientras te mantienes en el camino de una alimentación saludable.
¡Anímate a probar estas chips de calabacín al horno y descubre un nuevo aperitivo nutritivo y sabroso!
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo total 30 minutos
Plato Aperitivo
Raciones 2 Personas
Calorías 70 kcal

Equipment

  • Bandeja para hornear Utiliza una bandeja para hornear lo suficientemente grande como para acomodar todas las rodajas de calabacín en una sola capa. Puedes cubrirla con papel pergamino para evitar que las chips se peguen.
  • Cuchillo afilado o mandolina Necesitarás un cuchillo afilado para cortar los calabacines en rodajas finas y uniformes. También puedes utilizar una mandolina para obtener rodajas más precisas y delgadas.
  • Tazón para mezclar Utiliza un tazón lo suficientemente grande para mezclar las rodajas de calabacín con el aceite de oliva y las especias.
  • Brocha de cocina (opcional) Si deseas cubrir las rodajas de calabacín con aceite de oliva de manera más uniforme, puedes utilizar una brocha de cocina para aplicarlo.
  • Espátula o pinzas Te ayudarán a voltear las rodajas de calabacín durante la cocción sin romperlas.
  • Papel de cocina o toalla Puedes utilizar papel de cocina o una toalla para absorber el exceso de humedad de las rodajas de calabacín antes de hornearlas, lo cual ayudará a que queden más crujientes.

Ingredientes
  

  • 2 calabacines medianos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Especias opcionales como paprika, ajo en polvo, orégano u otras de tu elección.

Elaboración paso a paso
 

  • Precalienta el horno a 180°C (350°F) y cubre una bandeja para hornear con papel pergamino.
  • Lava los calabacines y córtalos en rodajas finas y uniformes. Puedes utilizar un cuchillo afilado o una mandolina para obtener rodajas delgadas.
  • Coloca las rodajas de calabacín en un tazón y añade el aceite de oliva. Mezcla bien para asegurarte de que cada rodaja esté cubierta de aceite.
  • Sazona con sal, pimienta y las especias opcionales de tu elección. Si prefieres un toque de picante, puedes agregar pimentón ahumado o chile en polvo.
  • Distribuye las rodajas de calabacín en la bandeja para hornear en una sola capa, asegurándote de que no se superpongan.
  • Hornea durante 15-20 minutos, o hasta que las chips estén doradas y crujientes. Es posible que tengas que girar las rodajas a la mitad del tiempo de cocción para que se cocinen de manera uniforme.
  • Una vez listas, retira las chips de calabacín del horno y déjalas enfriar durante unos minutos. Se volverán más crujientes a medida que se enfríen.
  • ¡Listo! Ahora puedes disfrutar de tus chips de calabacín al horno. Puedes comerlas solas como un snack saludable o acompañarlas con un dip cetogénico de tu elección.

Video

Notas

  1. Grosor de las rodajas: Trata de cortar las rodajas de calabacín con un grosor uniforme para asegurar una cocción uniforme. Si las rodajas son demasiado gruesas, pueden quedar blandas en el centro. Si son demasiado delgadas, pueden quemarse fácilmente.
  2. Absorber el exceso de humedad: Antes de sazonar y hornear las rodajas de calabacín, puedes colocarlas sobre papel de cocina o una toalla para absorber el exceso de humedad. Esto ayudará a obtener chips más crujientes.
  3. Espaciado adecuado: Asegúrate de colocar las rodajas de calabacín en la bandeja para hornear en una sola capa sin que se superpongan. Esto permitirá que se cocinen de manera uniforme y se vuelvan más crujientes.
  4. Vigilar la cocción: Durante el proceso de horneado, es importante estar atento y vigilar las chips de calabacín para evitar que se quemen. El tiempo de cocción puede variar según la potencia de tu horno, así que revisa las chips con regularidad para asegurarte de que no se pasen.
  5. Almacenamiento: Si te sobran chips de calabacín al horno, puedes guardarlas en un recipiente hermético a temperatura ambiente durante uno o dos días. Sin embargo, ten en cuenta que con el tiempo pueden perder su textura crujiente.
Keyword Chips de calabacín al horno, keto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Subir

Acepto las cookies aunque es un blog de keto y no están permitidas, pero una no pasa nada, ¿no?, si no las puedes cancelar sin problema. Más información